ExpoCyAD: Compartir, aprender y hacer comunidad

adminGeneral, Vida UniversitariaDeja un comentario

Arturo Vega Zaldívar

ExpoCyAD es un “día de fiesta porque es un evento muy motivante y es una maravilla ver como se materializa la creatividad de las ideas de los alumnos de Diseño de la Comunicación Gráfica, Diseño Industrial y Arquitectura; realmente es un un orgullo saber, y confirmar que –los estudiantes- siempre son –y serán- bienvenidos y corroborar que hicieron la mejor elección al estudiar diseño y arquitectura en la UAM Azcapotzalco”, expresó la Mtra. Yadira Zavala Osorio, rectora de la unidad Azcapotzalco, durante la inauguración de ExpoCyAD 23-P realizada en el edificio “L” de nuestra sede académica.

Acompañada de autoridades académicas, jefes departamentales, coordinadores y profesores de la División de Ciencias y Artes para el Diseño (CyAD), agradeció la presencia del profesor Braulio Rodríguez Cárdenas y 42 de sus estudiantes de diseño de la unidad Xochimilco que vinieron ex profeso a conocer, preguntar e intercambiar experiencias con sus homólogos que expusieron sus trabajos y proyectos.

Previo a la inauguración formal, la rectora indicó que ExpoCyAD es un evento que contribuye a fortalecer la identidad y coadyuva a plasmar los conocimientos teóricos que los alumnos adquirieron a lo largo del trimestre y que se están exponiendo en las vitrinas; aprendizajes que están plasmados y materialializados en los productos y proyectos que se presentan a la comunidad universitaria.

En su intervención, la Mtra. Areli González García, secretaria académica en funciones de directora de la División de CyAD, celebró las perspectivas que cada licenciatura tiene en la aportación al Diseño y mencionó que ExpoCyAD “sigue inspirando al alumnado y profesorado para seguir aprendiendo y compartiendo, pero sobre todo hacer comunidad”.

Después de la inauguración, autoridades, comités de carrera, familiares e invitados realizaron un recorrido por salones y pasillos del edificio “L” para conocer, preguntar, evaluar, fotografiar y escuchar, por parte de los estudiantes, desde el título y concepto del proyecto, sus objetivos, desarrollo y resultados, hasta funcionalidad, importancia, trascendencia y beneficios para los usuarios –personas, instituciones, comunidades, organizaciones o sociedad- de su prototipo, maqueta o proyecto expuesto.

En uno de los salones del primer piso del edificio “L”, los alumnos de tercer trimestre que cursaron Diseño Arquitectónico I con el profesor Iván Fernández Hernández presentaron seis proyectos de vivienda vernácula con principios bioclimáticos para el municipio de Malinalco, Estado de México.

El eje central del proceso de Diseño Arquitectónico I fue establecer relaciones entre los conceptos arquitectura tradicional y diseño bioclimático que permitieran a los alumnos comprender los elementos que deben considerar para plantear y desarrollar sus proyectos de vivienda.

Se buscaron casos reales de necesidades de vivienda en la población de Malinalco, para lo cual se realizó una visita de campo para que los alumnos se relacionaran con los usuarios, propietarios del terreno y para explicar y demostrar que el diseño del entorno y del usuario no pueden estar desvinculados, es decir, están interrelacionados.

Para el alumno Iván Flores Hernández, el proyecto “se me hizo difícil porque había una estructura construida en el terreno; fue complicado, pero, aun así, nos esforzamos para sacarlo adelante; elaboramos once planos para obtener el trabajo final, entre ellos, zonificación, estructura, fachadas, cubiertas y orientación de la construcción”.

El cliente del predio, que mide 55 por 30 metros cuadrados, es una familia de cuatro personas y solicitó tres recamaras, sala, comedor, cocina y zona para actividades recreativas, reuniones e impartición de talleres para la comunidad.

Algunas estrategias de diseño bioclimático que incluyeron en los proyectos arquitectónicos fueron utilizar materiales locales y sustentables, aislamiento y control térmico, ventilación natural e integración con el entorno.

Los alumnos que cursaron Diseño Arquitectónico II con la profesora María Guadalupe Martínez Herrera expusieron once propuestas arquitectónicas de librería para la zona de Ciudad Satélite, entre ellas, la titulada Mantarraya, elaborada por Jaqueline Juárez Rivera y Edith Michelle Díaz Matías.

El diseño arquitectónico consiste en una estructura hexagonal para el primer piso y circular para el segundo. “Iniciamos con el análisis del sitio que mide 2 780 metros cuadrados, conocer detalles de funcionamiento de librerías, luego hicimos bocetos, croquis, planos en los que se plasmaron la forma de aprovechar luz natural, integración de áreas verdes, fachadas de concreto y vidrio; después se proyectó la distribución de espacios y áreas para venta de libros, servicios generales y administrativos, continuamos con propuestas para estacionamiento subterráneo y escaleras hasta llegar a la planta de conjunto”, explicó Edith Michelle Díaz.

La responsable del grupo consideró que “el trabajo que presentaron es bastante bueno para el nivel que están cursando porque realizaron diversos estudios, análisis y propuestas que se revisaron y evaluaron constantemente para llegar a un programa arquitectónico para el sitio”.

Los alumnos de la profesora Consuelo Córdova Flores expusieron, en el vestíbulo del edificio “L”, sus Proyectos Terminal, quienes se enfocaron a desarrollar propuestas arquitectónicas relacionadas con la salud de la sociedad mexicana y se concretaron en hospitales para diferentes entidades de nuestro país, entre ellos, el Hospital de Endocrinología “Azmeh Yuliztli” (que significa Alas de la Vida en Náhuatl) para el estado de Tamaulipas por ser la entidad con mayor mortalidad por causa de la Diabetes Mellitus y Hospital Neurológico para Saltillo, Coahuila, en el que el concepto fue la representación iconográfica de la conexión entre neuronas.

El proyecto arquitectónico del Hospital Regional de Alta Especialidad en Cardiología “Mintsita” (Corazón en purépecha), realizado por la alumna Dafne Escutia Álvarez, se propone para el estado de Querétaro y responde a la falta de cobertura médica de la especialidad en dicha entidad; además, se diseñó un espacio arquitectónico destinado a la divulgación del conocimiento a través de programas y actividades físicas relacionadas con el fortalecimiento del corazón.

Para la etapa de conceptualización utilizó la anatomía del corazón; “me basé en las ramas de la arteria aorta y al realizar una abstracción obtuve un conjunto de tres geometrías similares a un trapecio. Luego, a través de la proporción áurea confeccioné las dimensiones y desplegué ejes circulares que me posibilitaron obtener un conjunto escalonado”, explicó Dafne Escutia.

Integró vegetación en las fachadas para “que no parezca hospital, sino que ayude al usuario a sentirse en una zona de confort desde antes de ingresar al nosocomio”.

Una de las principales estrategias de diseño bioclimático que utilizó fue la ventilación cruzada integrando pabellones separados que permiten ventilación entre espacios intermedios, además “en Querétaro se recomienda el diseño de espacios abiertos con sombreado pasivo, por eso integre terrazas e incorporé pérgolas y adicionalmente tiene protección solar mediante la vegetación”, justifico Escutia Álvarez. La expositora, ahora licenciada en arquitectura, compartió que el profesor Víctor Fuentes Freixanet, doctor en Arquitectura Bioclimática, “me asesoró en la parte de diseño, conceptualización, análisis urbano y otros contenidos del proyecto “Mintsita” y terminé lo referente a instalaciones, materiales y demás elementos arquitectónicos, es decir, el sistema constructivo integral con la Dra. Córdoba Flores”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *