Interdisciplinariedad Arquitectura-Ingeniería

El concurso Puentes de Palitos de Madera se organizó con el propósito de promover la participación interdisciplinaria de los alumnos de las licenciaturas de Arquitectura e Ingeniería Civil de la Unidad Azcapotzalco y como fase previa al sexto Concurso Nacional de Puentes de Madera que se realizará en el marco del XXI Congreso Nacional de Ingeniería Estructural “Del modelo a la estructura y viceversa”.

 En el certamen, organizado por las coordinaciones de Arquitectura de la División de Ciencias y Artes para el Diseño (CyAD) e Ingeniería Civil de la División de Ciencias Básicas e Ingeniería (CBI), participaron diez equipos (de tres integrantes cada uno): cinco de Arquitectura, tres de Ingeniería Civil y dos de ambas carreras. Cada equipo anexó al prototipo del puente una ficha técnica en la que describió tipo de estructura, tiempo de construcción, elementos que la integran, así como reporte fotográfico, en formato digital, de la construcción del puente.

 Los puentes presentados al concurso fueron construidos con palos de madera para paletas y pegamento blanco (Resistol 850). Las bases del concurso indicaron normatividad, tipo de diseño y prueba de carga que se aplicó a cada puente.

 La metodología del concurso consideró varios criterios, entre ellos, que los prototipos a escala cumplieran con las dimensiones establecidas en la convocatoria y el peso no excediera de dos kilogramos; estos preceptos fueron importantes porque establecieron condiciones de equidad para todos los equipos concursantes.

 El jurado se integró por el Dr. Miguel Ángel Herrera Batista de la División de CyAD, el Dr. Alonso Gómez Bernal y el Mtro. José Juan Guerrero Correa, ambos de la División de CBI, quienes para determinar a los ganadores del concurso y en apego a la convocatoria del mismo, presenciaron la prueba de carga que se aplicó a cada puente y constataron los resultados de eficiencia de los mismos.

 Los puentes fueron sometidos a pruebas de carga para determinar su eficiencia, en la Máquina Universal de Ensayes del Laboratorio de Estructuras de la División de CBI, ubicado en el edificio 4P de la Unidad Azcapotzalco.

 La eficiencia (R) de cada puente se determinó por medio de una fórmula; la cual establece que la carga aplicada o peso aplicado (P) se divide entre el peso total del puente (W), es decir R=P/W. El resultado indica la eficiencia obtenida por cada puente.

El puente de madera que obtuvo el primer lugar, por registrar el mayor índice de eficiencia, fue elaborado por el equipo integrado por Manuel Meza González, Roberto Carlos Solórzano Rosales y Saúl Francisco Salazar. Ellos concursaron con un puente que resistió (P) 346 kilogramos; que dividido entre su propio peso (W) (1 814 gramos) dio un cociente de 190.7 (R), el más alto y por lo tanto el ganador del concurso.

 El segundo lugar, lo ganó el equipo integrado por Edgar Alonso Arenzana Morales, Miguel Ángel Marín Garrido y Miguel Ángel Rueda Torres.

 Los premios para los equipos que obtuvieron el primero y segundo lugar consistieron en el pago de inscripción y viáticos para asistir al sexto Concurso Nacional de Puentes de Madera que se celebrará en la ciudad de Campeche.

 Los alumnos participantes en el concurso Puentes de Palitos de Madera quedaron satisfechos por el nivel del evento; la formalidad con la que se realizó y la experiencia que obtuvieron, que no sólo fue interesante, sino muy didáctica porque los universitarios de las licenciaturas de Arquitectura e Ingeniería Civil compitieron con sus pares, se involucraron en la experiencia de formar equipos interdivisionales y de interactuar interdisciplinariamente; lo cual es un elemento importante en la formación profesional de nuestros estudiantes, comentó el Arq. Carlos Moreno Tamayo.

 El también responsable del Laboratorio de Modelos Estructurales de la División de CyAD agregó: Los equipos ganadores presentarán buenos resultados a la luz de este concurso; hay varios aspectos que mejorar en el proyecto, seguramente modificarán geometrías y especificaciones para desempeñar un papel competitivo en el concurso nacional.

 Certámenes como este, posibilitan el trabajo conjunto de ambas disciplinas, Arquitectura e Ingeniería Civil. En la práctica profesional, se manejan de forma separada y dependiente una de la otra, sin embargo, hay que tener presente un criterio fundamental en el diseño de edificaciones: la estructura no es un complemento del diseño arquitectónico, es un argumento para el mismo diseño; es una de las partes esenciales que integra forma, función y estructura manejadas simultáneamente para lograr un buen proyecto de edificación de lugares habitables.

 Para el Mtro. Moreno Tamayo “es importante incidir en la práctica de integrar grupos de trabajo interdivisionales dentro de la Universidad para que en la vida profesional, no sean los diseñadores de arquitectura quienes convoquen a los ingenieros para que resuelvan estructuralmente su proyecto. Debe ser un concepto que incluya, desde la gestación del proyecto arquitectónico, a las ingenierías, particularmente la ingeniería estructural. Si esa enseñanza permea en los estudiantes, tendremos mejores equipos de diseñadores de espacios habitables”.

Image

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *