Cinética Marina

Los Bosques de Kelp, ubicados en el pacífico mexicano, cerca de las islas San Benito, Baja California, por su variedad de fauna y flora marina fueron seleccionados para ser representados en estructuras tridimensionales que integraron la exposición “Cinética Marina”, instalada en el jardín del edificio E de la Unidad Azcapotzalco por alumnos que cursaron la UEA Sistemas de Diseño, impartida por la profesora María Itzel Sainz González.

Durante la inauguración de la muestra de trabajos escolares, Arturo Guerra, acompañado de Nadxieli Martínez, en representación de sus compañeros del grupo DDT-06, explicó el procedimiento para aplicar los temas aprendidos en el curso, entre ellos, los relacionados con los principios de estructuras tridimensionales, así como la dinámica y metodología utilizada para instalar el proyecto: “La exposición conlleva cierto grado de complejidad, desde los tensores, telas, colores, formas y demás elementos para lograr la composición de los módulos y los resultados presentados en Cinética Marina”.

Cada trabajo expuesto cumple el requisito que los módulos tridimensionales giren o se muevan por medio de la energía eólica y represente la abstracción de la flora marina de los Bosques de Kelp, complementó Nadxieli.

Entre las estructuras tridimensionales exhibidas en el jardín del edificio E del 12 al 26 de noviembre y representaron el maravilloso bosque marino de Kelp que tiene entre su flora, algas que crecen hasta 30 metros, la comunidad universitaria interactuó con Purpura Profunda, construcción triangular realizada por Cristian Ayala, Marvin Delgado y Eduardo Yáñez con tela color morado y azul para generar módulos que se interrelacionan para simbolizar olas moviendo las algas hechas con materiales que reflejan la luz del sol.

Evolución 3.5 fue la estructura creada por Isaac Martínez y Misael Ortiz con materiales y formas traslúcidas inspiradas en erizos marinos y Rayos de sol quebrándose en el mar, tensoestructura elaborada por Eduardo Aguilar, Monserrat García y Adrián Tiquel que generó diversidad de efectos de colores cuando los rayos del sol se reflejaron en los materiales utilizados para representar las algas y el mar.

En otro extremo del jardín se exhibieron Mar Espirian, realizada por Daniel Guzmán, Naomi Mondragón y Ximena Rodríguez, que representó la incidencia de los rayos del sol en la vegetación, particularmente en las algas, generando que cambien de color, lo cual es indicador de que están en proceso de morir, y la tela, colocada en declive, significó la fuerza de las olas del mar; Nah K´hu Chaac, estructura realizada por Génesis Expósito, Arturo Guerra y Nadxieli Martínez que simbolizó una pirámide con una flor en el interior.

Los alumnos analizaron las especies marinas de los Bosques de Kelp; eligieron las algas, determinaron la forma de representarlas, plantearon el proyecto, hicieron el boceto y seleccionaron los materiales a utilizar para cumplir con el reto de lograr que giren con el viento, explicó la Mtra. Itzel Sainz del Departamento de Investigación y Conocimiento del Diseño de la División de CyAD.

Después de diseñar el módulo y delinear el espacio, “escogieron los árboles que sirvieron de puntos de sujeción con la firme convicción e indicación de no maltratar alguna de las especies vegetales del jardín. Es un reto hacer un planteamiento bidimensional, cotejarlo con la realidad y al momento de llegar al sitio, los árboles tienen características diferentes y, por lo tanto, tienen que hacer adecuaciones al proyecto para ajustarse al espacio real, complementó la profesora responsable del grupo DDT-06 en el trimestre 18-O.

Invitado para presenciar la explicación de los alumnos expositores, el profesor Jorge Armando Morales Aceves, coordinador del Tronco General de Asignaturas de la División de CyAD, les dijo: “El trabajo fue muy complejo porque hicieron una traducción de un asunto figurativo a una abstracción. Las telas, texturas y tensores que introdujeron en un concierto dieron como resultado, despertar la sonrisa y satisfacción de los espectadores, integrantes de la comunidad universitaria”.

“Cinética Marina” sirve para disfrutar y despertar la sensibilidad del entorno; es un ejercicio de alta complejidad porque no se quedaron en hojas tamaño carta a doble carta para plasmar su trabajo en el salón, sino saltaron al espacio abierto para compartir sus trabajos. Nos sentimos envueltos en esta obra plástica, concluyó el DI Morales Aceves.

Image

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *