Arte en carcasas para prótesis

Image

Para conmemorar el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, el Laboratorio de Ergonomía de la División de CyAD y el colectivo Corpus llevaron a cabo, el taller La ausencia no es indiferencia, ¡Ilústrate! en el que participaron ilustradores y ciudadanos que utilizan prótesis de miembro inferior.

El taller demostrativo estuvo bajo la responsabilidad de la Mtra. Areli García González y el Mtro. Eugenio Ricardez Sánchez, quienes pertenecen al Laboratorio de Ergonomía; se realizó en el vestíbulo del edificio L de la Unidad Azcapotzalco con el propósito de intervenir artísticamente carcasas para personas que utilizan prótesis de miembro inferior y para sensibilizar a la comunidad universitaria ante la indiferencia social hacia las personas con algún tipo de discapacidad.

Después de la inauguración del taller por parte del todavía jefe del Departamento de Medio Ambiente, Mtro. Armando Alonso Navarrete, el coordinador de la Licenciatura en Diseño Industrial, Sergio Dávila y el Mtro. Yoshiaki Ando Ashijara; la Lic. Jazmín Ramírez Martínez, integrante del Movimiento de Acción Social del museo Memoria y Tolerancia, impartió una conferencia en la que explicó cómo el arte puede ser un medio para generar reflexión y consciencia en la sociedad en el tema de la discapacidad.

Durante el desarrollo del taller, en una de las mesas de trabajo, Francisco Escalada, diseñador industrial que dirige el despacho Wajiro Dream, plasmó en la carcasa de José Macías Sánchez imágenes alusivas al trofeo que se utilizó para promocionar el mundial de fútbol realizado en Rusia en el año 2016.

“Me proporcionaron pautas de los gustos de José y encontré que lo que más le agrada y práctica es el fútbol; además él me proporcionó referencias de los trofeos que otorga la FIFA, de balones de fútbol, colores favoritos e información de otras aspiraciones, las cuales se acomodaron en la pieza intervenida artísticamente”, comentó el ilustrador conocido como Wajiro.

Explicó el proceso que siguió para elaborar la obra artística: “en la computadora, acomodé la imagen del trofeo futbolístico a las dimensiones de la carcasa, se imprimió el diseño, elaboré esténciles, apliqué colores en la pieza y, después, utilicé pinceles para remarcar la geometría producida con los esténciles en la carcasa”.

Alicia Andrea Mejía, estudiante de Diseño Gráfico y conocida en el medio de la ilustración como Alice Couper, plasmó personajes de la próxima edición del videojuego Nintendo en la carcasa que se donó a Esmeralda Espinosa Peregrino.

La discapacidad de Esmeralda no fue impedimento para que concluyera su licenciatura en Psicología en la Unidad Xochimilco de la UAM, ni mucho menos para que tenga previsto cursar una maestría en Políticas Públicas.


Image

“En mi carcasa intenté que incluyera una parte del concepto que tengo de la vida, la cual independientemente de las múltiples formas que puede encontrar o de la raza que sea, es una; todos estamos aquí con el mismo propósito y en una lucha diaria por sobrevivir”, explicó Akari Natahel Rosas Corral, quien compartió que su condición física no le ha impedido prepararse profesionalmente; en la actualidad cursa el tercer semestre de la licenciatura en Veterinaria en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM.

“Le pedí a la ilustradora que escribiera en la carcasa la frase Higiene para el ganado, salud para el pueblo porque en mi carrera nos han enseñado que si entregamos buena producción a la gente, le proporcionamos salud y bienestar”, complementó Akari.

Las ilustraciones de la carcasa están inspiradas en la naturaleza; integra plantas, animales, un cráneo de gato y un corazón “porque a Akari le gustan la naturaleza y los animales; además, lo importante es que los dibujos fueron acordados entre ambas”, explicó Karina Méndez Niño, creativa visual, egresada de Diseño Industrial y quien utiliza para su trabajo artístico el seudónimo de Kiansky Vopyr.

“Con la creación de algo bonito como las ilustraciones en la carcasa, nos dan un impulso para subir la autoestima a las personas que tenemos una discapacidad física, esto es único en el mundo, tenemos que estar orgullosos de portar la carcasa porque quedó maravillosa. Además, los profesores de la UAM que organizaron este evento, lo hacen para ayudar a la gente”, comentó Ángel Igor Reyna Carrillo, receptor de otra carcasa intervenida artísticamente para cubrir su prótesis de miembro inferior derecho.

Image

En la carcasa de Ángel Igor se representa la tecnología mezclada con la naturaleza humana, integra dibujos de placas metálicas, cables, resortes y amortiguadores que simbolizan la parte mecánica. El propósito fue generar ilustraciones con las que se identifique, que no se vean como algo ajeno al usuario, sino que refleje parte de su personalidad y de su vida diaria, detalló el ilustrador Miguel Ángel Fragoso, egresado de Diseño Industrial en 2016.

Ana Chavana, ilustradora de la revista Algarabía, intervino la carcasa para Patzy Hernández Moreno plasmando flores, colibríes y otras aves en tonalidades rosa, morado y azul.

“Ana y yo platicamos lo que nos gusta, colores favoritos, comentamos varias temáticas y juntas desarrollamos la idea que se dibujó en la carcasa para cubrir mi prótesis. Las ilustraciones están inclinadas a mis gustos”, compartió Patzy.

El taller La ausencia no es indiferencia, ¡Ilústrate!, fue coordinado por los integrantes del  Laboratorio de Ergonomía de la División de CyAD, el cual está conformado por un grupo de profesores-investigadores del Departamento de Medio Ambiente y alumnos de Servicio Social dedicados a diseñar, desarrollar y producir sistemas integrales para proporcionar un servicio que mejore la calidad de vida de las personas con discapacidad. Es un laboratorio de investigación aplicada que contribuye a la inclusión social por medio del diseño de productos que integran conceptos de accesibilidad y sustentabilidad social.

El colectivo Corpus se interesa por ayudar a las personas que tienen alguna discapacidad, preferentemente de escasos recursos y que no pueden acceder a dispositivos diversos que contribuyan a mejorar su calidad de vida.

“Los ciudadanos con discapacidad no han encontrado las herramientas idóneas para ejercer su vida diaria de forma correcta o lo más cómoda posible”, comentó la Arq. Lizet Correa Fernández, integrante de Corpus, junto con el Diseñador Arturo Zamora.

Cabe mencionar que las carcasas fueron elaboradas con impresoras 3D en el Laboratorio de Ergonomía, quien proporcionó el polímero biodegradable llamado PLA usado para su impresión. El colectivo Corpus donó el diseño de las carcasas al laboratorio e imprimió algunas de ellas, las cuales se están examinando para comprobar que la teoría y el prototipo funcionen en la práctica.

Por último, es importante señalar la disposición y entusiasmo que mostraron los receptores en las sesiones donde se llevó a cabo el registro de medidas antropométricas para elaborar cada una de las carcasas y la empatía que tuvieron con los ilustradores que intervinieron artísticamente las carcasas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *