Un espacio abierto y en construcción colectiva permanente.


Estudiar diseño en la universidad significa desarrollar creatividad. Esto encuentra su concreción en distintas prácticas de inclusión y sentido de comunidad; así es nuestra división. Además del carácter respetuoso y tolerante, la idea de comunidad atraviesa por la promoción de lo original y lo diferente. La institución educa con el ejemplo. En las distintas prácticas académicas se cultiva un carácter alterno que se refleja en la sensibilidad para interpretar los problemas que se enfrentan con frescura y libertad. Los espacios son abiertos transparentes e iluminados. Hay plazoletas internas y externas, que con los pasillos y corredores, las escaleras, la doble y triple altura de los espacios comunes transmiten a la comunidad, aire libre propicio para la experimentación. Con esto se da el juego y el libre flujo de las ideas sin etiquetas, marcas, ideologías o credos que prejuzguen, inhiban o impidan ser como cada quien es. Lo diferente nos enriquece y nutre; lo plural, su respeto, y más aún su promoción, distinción este espacio de educación superior en diseño, nuestro espacio; una Casa Abierta al Tiempo.



“La idea de comunidad atraviesa por el impulso a lo diferente”


Video 360 !disfruta todo el ambiente¿